26 Salgo a la vida

Llevo un par de meses sin abrir esta ventana y hoy me da miedo. Fuera está oscuro y llueve. Una lluvia continua de lágrimas de ojos que ya no dan mas de sí exigidos al máximo por los corazones desolados que los alimentan. Antes era distinto. Antes una resplandor continuo lo iluminaba todo. Era fácil sortear las piedras, no caer en los agujeros y saber el camino adecuado cuando éste se bifurcaba. Antes era siempre de día. Antes era incluso poco agradecido con esa fuente de luz porque estaba siempre ahí, luminiscente y presente cada segundo, todo el tiempo, sin interruptor de apagado, sin una fuente que la alimente, con un halo celestial que lo envolvía todo. Y yo me alimentaba, y todos nos nutríamos de ella.

Ahora tengo miedo. Ahora la única luz que hay es la que yo sea capaz de irradiar desde mi. Y no sé cuanta es. Y tengo miedo a las piedras, los agujeros y las bifurcaciones, y añoro esa luz que estará iluminando otros caminos y que quizá, con el mismo miedo que yo, intentando encontrar el suyo. Ojalá pudiera devolverle el favor y ser un pequeño faro en su camino, pero esto no funciona así.

Que bueno sería poder estar donde ella está, sentir su calor de nuevo, su eterna presencia, su aliento. Acompañarla en su camino, acompañarla en cualquier camino, acompañarla siempre.

Hablo solo en casa. Doy vueltas por el parking del centro comercial buscando mi coche. Miro el teléfono extrañado de no haber recibido ningún mensaje de ella. Se estrangula sola la garganta, convulsivamente, y busco un lugar solitario donde taparme la cara y sollozar egoístamente porque ya no está. No comprendo porqué las personas siguen entrando en la oficina, por qué comen, para qué sigue girando el mundo.

Este fin de semana he abrazado más personas que en los últimos tres años. Personas que amaban, que no comprendían, que apoyadas en mi hombro buscaban entre lágrimas reconocer un cuerpo que ya no está con nosotros. Y llega el dolor como una ola que nos arrastra irremisiblemente hacia lo más profundo de nuestro ser, y parece que nada puede parar esa fuerza inalterable que todo lo consume. Y no entienden por qué, y les parece injusto, y no se atreven a mirar hacia adelante porque, igual que yo, tienen miedo. El misterio de la vida es fascinante, el vacío que deja la muerte es aterrador. Te obliga a encontrarte a ti mismo.

“… el terror interior es mucho más verdadero y mucho más poderoso que cualquiera de nuestras etiquetas: las etiquetas cambian, el terror es constante. Y este terror tiene algo que ver con esa brecha irreducible entre el yo que uno inventa (El yo que uno cree que es, el cual es sin embargo, y por definición es un yo provisional) y el yo incierto que siempre tiene el poder de hacer pedazos al yo provisional.”                James Baldwin

Y salgo a la vida, inmensamente agradecido por el tiempo pasado y bendecido por las decenas de personas que olvidándose de su propio dolor intentan consolar el mío.

Anuncios

Autor: Jon Elejabeitia

CEO & Founder NEXTYOU, Arquitecto

31 comentarios en “26 Salgo a la vida”

  1. Jon.. Quiero decirte que te acompaño en tu dolor.. Nos conocimos hace casi veinte años en las charlas que daba Joaquína de Un curso de milagros en la calle Miguel Angel.. Yo iba con mi padre.. Tb a su consulta.. Esta semana me enteré de su muerte y aun no puedo creermelo.. A pesar de que hace mucho que no acudia a lo que ella organizaba siempre ha estado desde entonces en mi vida, caló hondo en mi interior.. Me ayudó en el momento mas difícil abriendome los ojos a una dimensión que hasta entonces desconocia, a algo que aún hoy me parece inmenso..
    Gracias por tus palabras.. Me gusta mucho leerte. Reconozco que lo hago a raíz de que ella no esta, buscando alguien que mantenga su esencia en este plano..
    Un abrazo fuerte

    Elena

  2. Jon, hoy salgo a la vida buscando también su presencia.

    Ante cualquier decisión que tengo que afrontar, desde que ella se fue, saltan a mi mente voces de alarma que me indican si “esto le hubiese gustado a la jefa y ella lo haría así”.

    Para abordar la soledad y el vacío que su falta ha dejado en mi alma en cuanto llego a casa me pongo a ordenarlo todo, monto muebles, cambio la decoración, tiro cosas del armario.

    Y me digo…va a llegar el Otoño y tienes que estar lista para soltar y renovar, tal y como ella te enseñó. “La naturaleza es sabia y el Otoño es tiempo de la caída de las hojas”.

    Hoy en mi bolso cargo apuntes de MTP y en el tren que me lleva de casa al trabajo rebusco conexiones, retazos de sus palabras que den sentido a lo que parece no tenerlo.

    ¿Miedo? Mucho.
    ¿Consuelo entre sus palabras? Mucho.
    ¿Dolor? Mucho.
    ¿Ganas de hacerla grande? Infinitas.

    Gracias por escribir este post y por abrazarme y encontrar consuelo en tu mano este fin de semana.

  3. Jon, gracias por compartir tu sentir. Lamento mucho tu dolor pero estoy convencida de que el mismo se convertirá en fuerza con la que poder brillar porque, aunque no lo creas, eres un faro en el camino de mucha gente. Me encantó conocerte y tenerte como profesor y, sin duda, eres una de las mejores personas y profesionales con los que me he cruzado. No en vano Joaquina te eligió como su apoyo incondicional.
    Te mando un abrazo inmenso y todo el cariño del mundo. ¡Gracias por ser tú!

  4. Estimado Jon: Hay una creencia popular que dice: “los buenos se van antes”. Doy fe de que a lo largo de mi vida he podido constatar esta verdad. También creo que los seres de luz están un breve tiempo entre nosotros, hasta que encuentran un candil con la mecha dispuesta para mantener la llama siempre viva, y entonces se van a iluminar otros mundos tan oscuros como este, y a encontrar otros candiles que desprendan la misma Luz que ellos dan.
    Manten la llama que la Luz te dio.
    Un abrazo

  5. Mil gracias por escribir algo que estoy convencida ha nacido con la dificultad de expresar tanto… Te has rasgado un poco, pero a cambio, has entregado y compartido Mucho!…Un abrazo Jon.

  6. Gracias ppr plasmar el sentir d todos. Me siento perdida y con miedo tambien y busco su luz dentro d mi. Tengo q seguir adelante sin ella pero llena d ella d su amor y sus enseñazas. son rendirme como ella nos enseño.

  7. Jon, un abrazo (otro más) enorme. Te deseo fuerza para sobrellevar el dolor y seguir adelante. Seguro que lo conseguirás.

  8. Hola Jon,
    Gracias infinitas por tu generosidad y un abrazo inmenso para acompañarte en un dolor que me reconozco incapaz de dimensionar.
    No he podido abrir el correo, sólo vi el asunto………. despues, cuando pude reaccionar, pensé en tí.
    Desde ese día, todos los días, agradezco el regalo de conoceros.
    Y me he prometido honrar ese regalo.

  9. Gracias Jon. Por mantener tu sonrisa a pesar de todo, por tu empatía con todos los que hemos querido acompañar consolándonos tú a nosotros con tan sincero y amoroso abrazo.

    A veces resulta imposible creerlo… ¿por qué? Pero cuando la miras … Ella dejó su esencia en cada uno de los que tuvimos la suerte de haber sido tocados con su magia para que la semilla se esparciera. Ahora más que nunca, los corazones se han abierto para que su legado continúe.

    Ella es en todo irrepetible.

  10. Jon,
    Yo creo que Joaquina te enseño a poder crear tu propia luz, siempre pensamos que somos y nuestros familiares eternos, en especial ella, que iba estar mucho tiempo mas con nosotros guiandonos. Y ahora nos toca a nosotros poner en práctica lo que aprendimos de ella, para que de esa manera lo que ella nos enseño no muera y vea desde otra dimensión todo lo que provocó en cada una de las personas que toco de alguna forma. Toma tu tiempo pero vas a encontrar tu propia luz, vas a ver. Te mando un fuerte abrazo desde Mexico, que Joaquina queria tanto y que hasta mexicana queria ser. La emocion que le dio cuando le dieron la noticia que se podia hacer, que luego no se pudo. Pero no se me olvida, que cuando gozaba algo era como una niña chiquita.

  11. Hola Jon. Gracias por escribir este texto. En la última sesión con Joaquina me miró con tanto amor que sé que esa mirada me va a acompañar el resto de mi vida. Cada momento vivido con ella lo recuerdo como un gran acontecimiento. Estoy aún aturdido, incrédulo,… era una compañera de viaje, en mis momentos más bajos en Angola sabía que ella estaba allí para guiarme y pude sentirme herido, pero nunca derrotado. Ahora sin ella, el camino se podría tornar solitario, insoportable, pero yo sé que no va a ser así porque ella lo hizo tan bien que sus enseñanzas y su amor están dentro de mí, como lo están dentro de tantas personas. Doy gracias a Dios por haberme puesto a Joaquina en mi camino y mi futuro estará siempre ligado a su entrega para hacerme comprender el mayor aprendizaje que podía hacer en la vida, que lo más maravilloso del mundo está dentro de uno mismo, que buscara, trabajara, investigara, aprendiese y lo compartiera con el mundo, la vida es este viaje maravilloso que proponía Joaquina con sus ojos y sus palabras llenas de sabiduría y amor.
    Jon, muchas gracias por ser tantas cosas para ella, tantas cosas que ella necesitaba y agradecía y que en sus palabras cuando hablaba de ti nos transmitía llena de felicidad. Gracias a los dos por haber entrado en mi vida para no salir nunca.
    Un abrazo fuerte del alma

    1. Daniel, eres un referente como persona que ha sabido aprovechar las enseñanzas, cambiar, crecer y hacerte grande por el mundo haciéndola grande a ella contigo. Muchas gracias y un fuerte abrazo

  12. No tengo palabras. Sólo un nudo en la garganta.

    Repaso una y otra vez sus palabras, sus gestos, sus enseñanzas, para tratar de no olvidar nada y seguir sacando el jugo a cosas que en su día no comprendí. Para poner mi granito de arena. Objetivo: Trascender.

    Recuerdo una y otra vez lo que me dijo la última vez que la vi: “¡A Susana todo!”, y sonrío, no lo puedo evitar.

    Un abrazo enooorme, Jon

  13. Querido Jon,
    Un abrazo enorme en estos dolorosos momentos. Sin duda saldrás a la vida con tu propia luz. Quedan los recuerdos, los proyectos compartidos, las personas a las que ayudasteis con vuestra guía…y quedan todas las enseñanzas de Joaquina que la han hecho trascendente en muchas vidas y que estoy seguro trascendereis personas como tú. Sentí mucho no estar en Madrid para acompañaros. Le dije una vez a Joaquina que soy descastada, pero no ha dejado de acompañarme ni un día desde que la conocí. Un fuerte abrazo desde su tierra y su mar.

  14. Hola Jon,
    no sabría qué responder a esta carta tan bella, a este canto de dolor y de amor a nuestra maestra… A esta desolación.
    Ella te quería especialmente, eras su apoyo incondicional, y lo hiciste genial, o al menos, tan bien como supiste, el resto no importa.
    Puede que no recibas sus mensajes en el móvil… mas sé que la escuchas en cada pequeño detalle en cada momento, y que te acompaña.

    Su amor nos envuelve.

    Un gran abrazo, Lola Gabriel.

  15. Gracias por poner palabras a lo que tanto nos cuesta expresar. Yo todavía no he podido.
    Con la expresión de tu sentimiento, con ser como eres, ya nos estás ayudando, ya nos estás acompañando en el camino, ya estás siendo como ella…

  16. Gracias Jon por poner palabras a este sentimiento que cuesta tanto expresar. Tus palabras, tus abrazos, tu sonrisa son luz. Seguramente ninguno tengamos ese resplandor continuo e ilimitado que ella tenía, pero entre todos quiero pensar que volveremos a iluminar nuestro camino y quizás el suyo.

  17. Describes muy bien mi sentir y creo que el sentir de muchos.
    Me aferro a su mirada, a sus palabras, a su tacto…
    Una buena amiga decia que se sentia como el primer dia de colegio donde su madre la dejaba sola…y ella gritaba que no estaba preparada…
    Aun asi ahora la tengo mas presente y “sentida” que antes. Noto su amor, fuerza y compañia. Siento un “No estais solos. Estoy aqui” y le pido fuerza, conciencia y humildad para seguir.
    Y mi alma se relaja, respiro, seco mis ojos y sigo.
    Me ha dejado muy buenos compañeros de viaje. Confio en ti para andar juntos el camino

  18. Gracias Jon por esta entrada. Me reconforta no sabes de que manera poder leer tus palabras. Para mi Joaquina no se irá nunca.

  19. Me han encantado tus palabras hacia Joaquina. Has sabido plasmar todo aquello que desprendía y que tanto nos gustaba de ella, su sabiduría, la paz que transmitía, etc Su sonrisa… que la tengo de frente a cada instante.
    Aún me llega el gran abrazo. Ese que decía a gritos, te echamos de menos y aún no te has ido.
    Estoy segura que desde el cielo estará guiándote a cada pasito, que el miedo se esconde detrás de algo grande como es la superación y el resplandor de brillar con Luz propia.
    Ella te adoraba Jon! y nosotros a ella.
    Un abrazo, Silvia Pino

  20. Mi querido Jon no puedo imaginar por lo que estas pasando pero ella nunca te habria dejado si no supiera que no podias superarlo . Yo nunca necesite que me ayudase pero aun asi no me olvido de su sonrisa cada vez que entraba en la oficina ni su ¿eres feliz Ana? Y con tan poquito era capaz de llenarme . Por eso no soy capaz de imaginarme tu dolor. tu que compartiste tanto pero ya veras como entre todos conseguimos que lo asimiles y que aunque no este fisicamente , ella sigue pendiente de todos y te seguira acompañando cada uno de tus dias.

  21. Querido Jon,
    Estos días se me agolpan tantos y tantos momentos pasados junto a ella pero también junto a ti (aquel viaje a Monterrey que llevo como un diamante en mi corazón). Tu has representado para muchos de nosotros ese compañero fiel, incondicional, ese amor auténtico en tu mirada hacia ella, esa mano diestra que siempre has ejercido con maestría…… miedo y quien no lo sentimos cada día ? Eso te humaniza y el enfrentarnos a ellos nos sigue llenando sin saberlo de una cierta luz. Gracias por abrir tu corazón, gracias por ese abrazo del domingo. Te sigo queriendo mucho y aunque residual es amor al fin y al cabo y estaré ahí para lo que necesites

  22. Jon mucho ánimo. No puedo describir el impacto que recibí con la noticia así que comprendo como te sientes. Recuerdo que Joaquina me dijo una vez, que cuando la vida nos ponía las cosas delante, es porque podíamos con ellas.
    Yo estoy convencida de que tu vas a poder, y ella va a estar siempre contigo para ayudarte.
    Un abrazo muy muy fuerte de corazón

  23. Querido Jon:
    Leo tus palabras tan llenas de humildad, tan bonitas y tan cargadas de sentimiento….. que no sé que más se puede decir.
    Las lágrimas no me dejan leer claro, y releo y releo una vez más.

    Para mí, recibir la noticia fue como un zarpazo que me desgarró por dentro. No entendía nada, todo se me descolocó por dentro. Ella? no podía ser…..pero cómo, por qué?

    El dolor y la rabia se apoderaron de mi. Dolor por la pérdida, y rabia por no haberla podido dar un último abrazo.
    El lunes, necesitaba soltar, y la escribí una carta. Una carta donde la expresaba todo aquello que había representado para mí, desde que nos conocimos.
    Emociones, sentimientos, momentos compartidos….y luego la quemé, y en la naturaleza , esparcí los trocitos de papel, ya convertidos en cenizas, por el viento.
    Y ahora, me siento mejor.

    Y cada día que pasa, la siento un poco más dentro de mi…. sus palabras, su risa, su firmeza….
    Ella ha sembrado dentro de cada uno de nosotros, y sobre todo, dentro de ti, todo el amor que ella desprendía a raudales.
    Y esta energía, y esta luz, que ha desplegado con su marcha, se ha repartido por todo el Universo haciéndola cada vez más fuerte.

    Jon, un día en su consulta, hablando de varias cosas, me inundó el miedo y el pánico se apoderó de mi.
    Aún recuerdo sus palabras, que fueron como un bálsamo para mi, y estos días no hacen más que acudir a mi cabecita: ” Ratita ” – me dijo – alimenta tu alma con amor y tu miedo morirá de hambre.
    Y hoy, cuando me he levantado, me he propuesto ponerlo en práctica, ahora más que nunca, y recuperar un poco mi parte más espiritual que tenia un poco olvidada.

    Tú eras y eres para ella, único e irremplazable. Y todo lo que era ella, está en ti.
    Doy gracias al universo, porque ella tocara mi vida. Y doy también gracias, porque tú vas a seguir manteniendo viva su llama.

    Un abrazo de todo corazón.
    Espero verte pronto para dártelo en persona. Será como si se lo diera a ella también.

  24. Querido Jon,
    Mi más sentido pésame de todo corazón, estoy segura que pasado el duelo encontrarás luz en el camino. Llevo cuatro años alejada de vosotros, y no fue fácil, necesitaba encontrar mi propia voz y mi propio camino, y así ha sido felizmente. A veces desapegarse voluntariamente u obligados lleva detrás una dicha y una nueva oportunidad para ser quienes hemos venido a ser, quizás ahora te toca a ti “pensar en ti”, tal como ella ha titulado su libro. Mi familia y yo siempre estaremos profundamente agradecidos a ambos por todo lo que nos disteis. Seguro que pronto podrás volver a sonreír por ella y por ti. Quizás pronto veas que tú también fuiste en tu silencio y respeto profundo, una luz para todos nosotros, y ahora como bien dices, la vida te obliga a encontrarte a ti mismo y a darte luz, y lo harás estoy segura, te queremos tanto como a ella. Mucho ánimo Jon y Un abrazo enorme

  25. Jon, te abrazo desde esta noche oscura y lluviosa, desde este buscarla y no encontrarla, desde este observar la vida desde lejos deseando que todo se detenga….desde el temor de que amanezca y el tener que enfrentar la vida sin su presencia.
    Ella fue tu Faro y tu su incondicional farolero. Te agradezco infinitamente tu presencia en su vida.

  26. Hola Jon.
    Estamos contigo en tu dolor. Las lágrimas recorrieron mis mejillas cuando me enteré. Y un nudo en mi garganta se ha quedado desde entonces.
    Aunque hace ya unos cuantos años no nos hemos visto, siempre, tú y ella, han permanecido en nuestros corazones….
    me hubiese gustado estar cerca, para despedirme y para acompañarte.

    Me consuela pensar que ahora nos quedan sus consejos y todas sus enseńanzas para seguir adelante…

    Un abrazo grande de parte de todos nosotros,

    Margarita Garcia M.

  27. Querido jon,
    Cuando me dieron la noticia ..en la primera persona q pense fue en ti y he seguido pensando en como podria acompañarte.El proximo lunes ire a darte un abrazo.. se q poco a poco tu vida sera mas luminosa…eres una persona muy bonita…y encontraras un sentido a todo esto..te envio un abrazo fuerte,fuerte..

Responder a Maria Jesus Gomzalez Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s